y que no se preocupen por los regalos..

Como por ahora vivimos en España y no tenemos casa propia ni acá ni allá, nos es difícil transportar objetos o dejarlos en las casas de las familias. Es por eso que nuestras sugerencias son simbólicas y disfrazan una ayudita monetaria. Sin embargo sabemos bien y apoyamos la idea de que el regalo es elección del que regala y no del que recibe, así que cualquier gesto será muy bien recibido.